El caso del experimento de Facebook

 

Martes 1 de Julio de 2014

 

El caso del experimento de Facebook

 

La noticia más relevante de los últimos días es que durante una semana, del 11 al 18 de enero de 2012, Facebook expuso a algunos usuarios publicaciones positivas y a otras negativas con el fin de llevar a cabo un experimento científico sobre su influencia en el estado anímico de las personas.

Este mismo lunes se dieron a conocer los resultados del "cuestionado" estudio realizado por Facebook y varios académicos, momento en el que se ha viralizado la manipulación de la sección de noticias de la red social, y como era de esperar, ha provocado numerosas críticas principalmente acusando a la compañía de utilizar a sus usuarios como animales de laboratorio.

¿Pero ...? No nos engañemos, no es nada nuevo que los propietarios de una red social "manipulen a su antojo" los resultados que visualizamos al acceder al servicio, ¿Quizás no lo hacen a diario? ¿No nos muestran sugerencias, anuncios o publicaciones patrocinadas dependiendo de nuestros gustos y acciones en dicha red social?

Lo único que hace relevante esta noticia, es su gran difusión y el reconocimiento oficial de la compañía: "Siempre hemos pedido permiso para usar su información para mejorar los servicios que ofrecemos cuando alguien se registra en Facebook, sugerir que llevamos a cabo una investigación corporativa sin permiso es una ficción", declaró una portavoz de Facebook durante una reciente entrevista de la revista Forbes.

¿Y los resultados del experimento?

Los resultados del estudio destacan que los estados anímicos expresados por otras personas en la red social ejercen un efecto de contagio sobre los usuarios, los mensajes positivos se corresponden con un aumento de los mensajes positivos por parte de los usuarios y al revés, los mensajes negativos incitaron a la escritura de más mensajes negativos. ¿Os esperabais algo diferente?

Es improbable que los usuarios dejen de utilizar los servicios de Facebook porque haberse destapado este pequeño experimento de sentimientos, pronto esta noticia se olvidará, pero lo que no debemos olvidar, es nuestra seguridad, y debemos ser muy precavidos con los datos que intercambiamos y compartimos eb nuestros perfiles en redes sociales.

 

 

Volver a la portada
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar y mejorar tu experiencia de navegacón. Por favor, lea nuestra Política de Cookies si desea saber más. ACEPTAR Más info